HISTORIA

ACERCA DE

PATROCINADORES

CONTACTO

                                         ACERCA DE

La quinta edición del San Sebastian Circuit Spirit discurrirá por carreteras de Gipuzkoa y Navarra.

Tras tomar la salida en el entorno de la Plaza Gipuzkoa de Donostia – San Sebastián la caravana de vehículos se dirigirá hacia Lasarte-Oria y de allí, recorriendo zonas del antiguo circuito, dirigirse hacia Hernani desde donde se tomará dirección hacia la comunidad de Navarra.

La primera sección del rally, recorrerá en sus primeros kilómetros la carretera que bordea el nacimiento y primeros tramos del río Urumea. Localidades como Fagollaga, Ereñotzu nos encontramos en el camino, y en la zona Pagoeta, nos adentramos en la comunidad de Navarra. Goizueta nos recibe. Rodeada de montañas esta localidad es ideal para adentrarnos en sus verdes paraje, y descubrir los numerosos cromlechs que nos encontramos en sus collados. Llegados al cruce del restaurante Basakabi cambiamos del entorno del Urumea al valle de Malerreka

En Melerreka nos encontramos con poblaciones como Ezkurra, cuyo nombre significa en castellano bellota, y según se cree que su topónimo hace referencia a la abundancia de árboles que daban este fruto en el lugar donde se ubicó el municipio.

Famosos son los carnavales de Zubieta e Ituren, que ambas localidades celebran conjuntamente. El lunes y martes de la última semana de enero los Joaldunak de ambas localidades comienzan el desfile. El lunes los de Zubieta parten hacia Ituren, y el martes los de Ituren devuelven la visita a los de Zubieta.

El municipio más importante de la comarca del Alto Bidasoa o Malerreka es Doneztebe (Santesteban). La villa, que fue un pueblo de mercaderes en el medievo, se encuentra cobijada por varios montes en el valle de Santesteban.

Para finalizar la sección matinal nos queda acercarnos a un paraje singular como lo es el parque multiaventura de Irrisarriland, donde además de disfrutar de su entorno, está previsto que realizaremos la comida del mediodía.

En la sección de tarde, las riberas del río Bidasoa son las que toman protagonismo. A sus orillas, frontera con Gipuzkoa y con Francia se encuentra la bella y pintoresca localidad de Bera (Vera de Bidasoa). Esta población cuenta con un muy interesante casco histórico, repleto de edificios de gran valor patrimonial.

Siguiendo los terrenos próximos al río Bidasoa y cruzado el puente de Endarlatza nos adentramos de nuevo en Gipuzkoa, y donde el río pasa a tomar el protagonismo de frontera natural entre España y Francia. Llegamos a Behobia, e Irún para acabar en Hondarribia justo en la desembocadura del Bidasoa en el mar Cantábrico. Su ubicación estratégica, en la frontera con su vecino reino de Francia, le hizo jugar un papel bélico muy destacado a lo largo de los siglos. Su casco antiguo, rodeado por la muralla mejor conservada de Gipuzkoa, tiene un trazado de cuadrícula de sus calles, característica de la ciudades fundadas en el medievo. En la actualidad, su casco urbano contiene abundantes vestigios de su pasado histórico.

Otra zona interesante es la zona de la calle San Pedro donde se pueden ver las típicas y coquetas casas de pescadores. Sus plantas bajas están ocupadas en gran parte por bares y restaurantes de gran tradición y popularidad.

La fiesta principal de Hondarribia es su Alarde. Se celebra el día 8 de septiembre y sirve para rememorar la intercesión de la Virgen de Guadalupe en la victoria de sus residentes sobre el ejército francés en el año 1638.

El monte Jaizkibel servirá para unir en nuestro periplo Hondarribia con Lezo, localidad que ofrece un casco antiguo de un alto valor arquitectónico-artístico.

Una de las visitas imprescindibles en Lezo es la basílica gótica del Santo Cristo, ubicada en el Camino de Santiago por la costa. El templo es conocido por la imagen de Cristo en el altar, pues se trata de una de las tres únicas representaciones de Jesucristo crucificado sin barba que existen en Europa.

Nos espera Donostia – San Sebastián, ciudad cosmopolita de tamaño medio, que destaca por su gastronomía, sus playas Ondarreta, La Concha y Zurriola, y sus edificios de estilo parisino.

El lugar más visitado por todos aquellos que acuden a la capital de Gipuzkoa es la Parte Vieja, Alde Zaharra en Euskera. Sitiada bajo la protección del Monte Urgull, y encajada entre el puerto y la desembocadura del río Urumea, fue construida tras el incendio de 1813. Sus calles están llenas de tiendas, restaurantes y bares con sus barras repletas de pintxos que tanta fama han dado a la ciudad.

Las tamborradas de la vispera y día de San Sebastián, la Semana Grande, el Festival de Jazz, la Quincena Musical, el Festival Internacional de Cine, y otros mucho actos y acontecimientos repartidos alo largo del año hacen que Donostia – San Sebastián un lugar digno de visitar en cualquier momento.

Para 2022, Donostia – San Sebastián ha sido elegida capital europea de la Navidad.